Las personas poco sociables son más creativas

Un nuevo estudio plantea que este tipo de comportamiento social estaría asociado a una mayor creatividad.

También te puede interesar: La genética te predispone (o no) a ser un antisocial

No toda la soledad es mala, "la motivación importa"



"Durante la niñez y la adolescencia, la idea es que si te estás alejando demasiado de tus compañeros, te estás perdiendo interacciones positivas como recibir apoyo social, desarrollar habilidades sociales y otros beneficios de interactuar con tus iguales", explica Bowker. "Esta puede ser la razón por la que se ha puesto tanto énfasis en los efectos negativos de
evitar el aislamiento de los compañeros".

Sin embargo,
"tenemos que entender por qué alguien se está alejando o aislando, para comprender los riesgos y beneficios asociados. La motivación importa", dice Bowker.

En su estudio, los expertos pidieron a
295 participantes que completaran una serie de cuestionarios sobre su motivación para querer estar solos, y su creatividad, sensibilidad a la ansiedad, predisposición a la  depresión y la anhedonia social, es decir, la falta de placer o divertimento en las actividades sociales.

 

SEGURO QUE TE INTERESA...

Los participantes eran "adultos emergentes", con una edad promedio de 19,31 años. Bowker y sus colegas también evaluaron los llamados sistemas de activación conductual (BAS) y los sistemas de inhibición del comportamiento (BIS) de estos participantes (que sirven para distinguir entre diferentes tipos de abstinencia social).


Los resultados revelaron que las personas poco sociables eran más propensas a ser altamente creativas. Se trata de "la primera evidencia de un beneficio potencial" de ser insociable.

Por el contrario,
ser tímido y evitar relacionarse con los demás se correlacionaron negativamente con la creatividad, lo que significa que cuanto más tímida o evasiva es una persona, menos probable es que sea creativa.

"Las personas tímidas y evasivas pueden ser incapaces de usar su tiempo de soledad de manera feliz y productiva, tal vez porque están distraídos por sus cogniciones y temores negativos. Por el contrario, los jóvenes insociables pasan más tiempo solos que con otros, pero no son antisociales. No inician la interacción, pero no rechazan las invitaciones sociales de sus compañeros ", aclara Bowker.

"
Por lo tanto, los individuos insociables pueden tener suficiente interacción entre pares para que, cuando estén solos, puedan disfrutar de esa soledad. Pueden pensar creativamente y desarrollar nuevas ideas, como un artista en un estudio", finaliza Bowker.

 

Referencia: How BIS/BAS and psycho-behavioral variables distinguish between social withdrawal subtypes during emerging adulthood. Julie Bowker et al. Personality and Individual Differences 2017 DOI: doi.org/10.1016/j.paid.2017.07.043

 

Etiquetas: noticias de cienciapersonalidadpsicologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS