Las bacterias 'tienen sexo' para hacerse superresistentes

Investigadores daneses han descubierto el curioso proceso por el que las bacterias obtienen los genes que las vuelven invulnerables a los antibióticos.

Las bacterias tienen sexo para hacerse superresistentes

Es una de las más grandes preocupaciones de las autoridades sanitarias mundiales: la resistencia que desarrollan algunas bacterias a los antibióticos. Por eso, los esfuerzos de los científicos se centran en averiguar cómo obtienen y propagan los genes que les vuelven invulnerables.

Durante más de 30 años, la sospecha ha recaído sobre el ADN de los mismos microorganismos con los que se fabrican los tratamientos bactericidas, pero no había podido ser probado hasta ahora. Un grupo de científicos del Novo Nordisk Foundation Center for Biosustainability, en la Universidad Técnica de Dinamarca, asegura que el caso ha sido por fin resuelto: los genes de la resistencia a los antibióticos en las bacterias gramnegativas (familia de patógenos que causan numerosas enfermedades, como salmonelosis, la enfermedad de Crohn, neumonías o infecciones de orina) proceden de las actinobacterias. Hay que tener en cuenta que con este filo de microorganismos se fabrican tres cuartas partes de los antibióticos.

SEGURO QUE TE INTERESA...

Aunque lo más curioso es saber cómo se produce la fatal transferencia, algo a priori muy complicado porque ambos tipos de microbios son muy diferentes, no están emparentados. Como se explica en la revista Nature Communications, parece que existe una especie de intercambio sexual primitivo, un mecanismo que los investigadores daneses denominan carry back, algo así como "recuerdo".

Esto sucedería cuando las bacterias gramnegativas entran en contacto con actinobacterias; por ejemplo, en animales de granja o en los desechos hospitalarios sin tratar. El “apareamiento” microbiano implica la muerte de las actinobacterias y la adquisición de los genes “superresistentes” por parte de los microorganismos patógenos.

¿Y cuál es el siguiente paso a seguir? Aunque el intercambio genético no se puede evitar, los científicos confían en que su descubrimiento permita desarrollar fármacos más personalizados u otras fórmulas que impidan sobrevivir a los agentes infecciosos.

Referencias:

Xinglin Jiang, Mostafa M. Hashim Ellabaan, Pep Charusanti, Christian Munck, Kai Blin, Yaojun Tong, Tilmann Weber, Morten O. A. Sommer & Sang Yup Lee. (2017). Dissemination of antibiotic resistance genes from antibiotic producers to pathogens. Nature Communications. Doi:10.1038/ncomms15784.

Etiquetas: medicamentosmedicinamicrobiosnoticias de ciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS