La generación X sufre más ictus que los 'baby boomers'

Un nuevo estudio sostiene que los nacidos entre 1965 y 1974 –la llamada generación X– tienden a sufrir más accidentes cerebrovasculares que sus padres.

También te puede interesar: Cómo prevenir un ictus
La generación X sufre más ictus que los 'baby boomers'

Los miembros de la generación del baby boom, llamada así porque las personas que la integran nacieron en un momento en el que se dio un importante aumento de la natalidad, entre 1946 y 1964, tras la Segunda Guerra Mundial, sufren menos accidentes cerebrovasculares que los de la que le sucedió, conocida como generación X. Esta aglutina a los nacidos entre 1965 y 1974, aproximadamente.

Un equipo de investigadores de la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey, ha establecido que, por ejemplo, la incidencia de ictus isquémico es considerablemente mayor entre quienes vinieron al mundo antes de 1945 y quienes lo hicieron durante las dos décadas posteriores a 1954. Por el contrario, es menor en las personas que hoy tienen entre 60 y 70 años.

"El número de accidentes cerebrovasculares ha decrecido desde 1950, como consecuencia del avance de la medicina. Sin embargo, hemos descubierto que esta tendencia tiende a revertirse en las generaciones más jóvenes. La obesidad, la diabetes y otros factores, como no seguir los tratamientos prescritos, parecen estar relacionados con un aumento de los casos", indica en un comunicado el epidemiólogo Joel N. Swerdel, que ha coordinado el estudio. Para determinarlo, Swerdel y sus colaboradores tuvieron en cuenta 225.000 episodios, ocurridos entre 1995 y 2014.

En un ensayo publicado en la revista Journal of the American Heart Association, los científicos señalan que la mayor incidencia de ictus en los nacidos antes de 1945 no constituye una sorpresa, ya que en ese momento no se disponía de fármacos capaces de reducir los niveles de lípidos en sangre, como las estatinas, ni de terapias antihipertensivas. No obstante, que sea mayor en los que tienen entre 35 y 50 años resulta alarmante y merece que se investigue en mayor profundidad.

Etiquetas: enfermedadesictusmedicinanoticias de ciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS